Quiero ser Agente GNP

¿Cómo es la vida de un Agente de Seguros?

El Agente de Seguros por la naturaleza de la actividad puede disponer de los siguiente en su vida personal y profesional

1. Equilibrio entre familia, trabajo, actividades deportivas o recreativas y descanso: manejo de la agenda es responsabilidad del Agente de Seguros

2. Desarrollo empresarial: un Agente de Seguros evoluciona de ser asesor patrimonial familiar a ser un asesor integral de seguros, por lo cual necesita saber el manejo de su negocio como agente y en el futuro de sus propios empleados

3. Conformación de un patrimonio: Cada venta que realiza un agente de seguros le generará dividendos el día de hoy y los años siguientes, por lo que cada venta le ayuda a la conformación de un sólido patrimonio que le dará certeza de vida a su familia

4. Reconocimientos a logros y desempeño: GNP reconoce el esfuerzo de sus agentes. Cada año se programan diversas actividades que se realizan en diferentes partes del país y otras tantas fuera de él. Un agente de seguros con actividad constante puede acceder fácilmente a todos estos eventos. Adicionalmente, cada trimestre se entregan bonos económicos a quienes lograron superar los niveles establecidos de ventas

5. Ingresos altos: El agente de seguros tiene la posibilidad de acceder a ingresos muy elevados, inclusive por encima de un director general, ya que se cuenta con un generoso programa de comisiones.

6. Desarrollo profesional y personal: La persona que decide dedicarse a ser agente de seguros se desarrolla profesionalmente con la capacitación  constante que brinda la empresa y personalmente al encontrar nuevas amistades, adquirir nuevos valores y tener la posibilidad de estar más tiempo con su familia y haciendo lo que le gusta

7. Trascendencia social: Cada vez que el agente logra un nuevo cliente más que una venta está dando certeza de que a pesar de cualquier situación adversa los sueños y proyectos de la familia se llevarán a cabo con éxito sin la pérdida de su patrimonio

8. Calidad de vida: Los siete puntos anteriores dan lo que muchos buscan pero que pocos encuentran: calidad de vida